CUENTOS

   Franz Kafka dio instrucciones a su amigo Max Brod para que quemara sus manuscritos inéditos después de su muerte. Afortunadamente para nosotros, Brod respetaba  más la literatura que la última voluntad de  Kafka.

     Sin pretensiones (en absoluto) de comparación con Kafka, ni envidia de su talento (ni de su destino), y sin encontrarme tampoco en trance semejante (ni parecido), encomiendo estos pocos cuentos a la Red.

 

 

La salida

Cave Canem

Guardar la ropa

 

De paso, apunto aquí estos tres enlaces sobre el escritor:

 1. La imprescindible y fiel  Wikipedia,

2. “Hotel Kafka” – Vida, obra, metaliteratura,

y 3. La página de “La Máquina del Tiempo” sobre Kafka.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: