F*** IT YOURSELF

(Otra diatriba sobre las moscas y los cañonazos, o qué les pasa a los que quieren saberlo todo)

Me asalta una feroz desesperación si, después de leer cuidadosamente las instrucciones de cualquier cosa, alguien intenta o propone saltárselas porque “ha encontrado un atajo”.

PUES NO: hay que seguir las instrucciones AL PIE DE LA LETRA, o preguntarle a ALGUIEN QUE SEPA. Como es cierto que, al cabo de un rato de “investigar en Internet”, uno puede saber tanto o más que cualquier otro aficionado (pero eso no le salvará de errores irreparables), reemplacemos esto de “ALGUIEN QUE SEPA” por “ALGUIEN QUE SE HAGA RESPONSABLE” (el Servicio Técnico, por ejemplo; no importa quién lo habite).

Hasta cierto punto, eso equivale a descargarme de responsabilidad (más allá de la responsabilidad del USO, no quiero tener además la del MANTENIMIENTO). También puede verse, lo reconozco, como algo típicamente fascista (seguir instrucciones al pie de la letra, buscar una autoridad para preguntarle todo…). Por eso puntualizo: mientras las IDEAS y OPINIONES deberían poder circular libremente, es decir, no limitadas por los prejuicios [1], las ACCIONES deberían ponerse bajo la estricta supervisión, cuando no de uno mismo (situación ideal), sí de alguien que SEPA MÁS [2], por una simple cuestión de sentido común.

Tenemos “libertad para actuar” (es decir, para comprar, romper –cada uno que le eche imaginación, y si no, para eso está la publicidad- y comprar otra vez), pero, aunque podemos pensar lo que nos dé la gana, no ejercemos casi nunca ese derecho: la seudo-información masiva que recibimos está ahí para eso. Aparte de que no tenemos tiempo: siempre estamos arreglando algo que no funciona. Un debate sobre cualquier cosa que no sea el mantenimiento de algo, es, pues,  imposible en la práctica.

Esta situación me recuerda, de manera enfermiza, a la de los monos en el zoológico o los niños en una guardería: se ha tomado como única precaución –y a veces ni eso-, la de proteger la higiene y la seguridad física –limpiando el local, eliminando los objetos cortantes y/o punzantes y los líquidos corrosivos-, para que podamos pelearnos unos con otros, tirarnos los juguetes a la cabeza, cagarnos encima, y esperar tranquilamente (o más bien, en la histeria permanente en la que vivimos, es decir, en la normalidad) a que vengan a limpiarnos y darnos de comer.

Motosierra

En cualquier caso, mi punto de vista expresa una tendencia contraria a la cultura mayoritaria: el “hágalo usted mismo” de hace unos años fue el precio a pagar del encarecimiento de la mano de obra, correlato del nacimiento de la clase media. Tenía su lado popular y simpático: self-service en los restaurantes, automóviles “de turismo”, etc.

Hoy el bricolaje se ha convertido en una pasión por lo INÚTIL o SUPERFLUO, puesto que todo lo que compramos –pisos, electrodomésticos, coches…- viene muchísimo mejor acabado que antes, e incluso diseñado para que NO SE PUEDA arreglar cambiando piezas. Pero va más allá; hay, por ejemplo,  una explosión de “iniciativas” y una búsqueda desesperada de “trucos” para mejorar el rendimiento del ordenador, eliminar virus, etc. Como estos “trucos” vienen SUMINISTRADOS POR ALGÚN PROVEEDOR (página web, “comunidad” virtual de usuarios, a los que no verás nunca en tu vida,  etc.), cualquier cosa que uno quiera hacer con un ordenador se convierte en una espiral, exponencialmente complicada, de “solución” de problemas. Absolutamente delirante.

apple_bite212………………………………………………………snake2

[Acerca de la mención a la Biblia: si el Génesis se hubiera escrito hoy –“Génesis 2.0”-, habría un FORO sobre el tema “comerse o no la manzana: ventajas e inconvenientes”, y un sitio de descargas gratuitas sobre “cómo comerse la manzana evitando al mismo tiempo el castigo” –“para un borrado simple de las consecuencias, descárgate gratis el archivo AppleEraser.exe; para un borrado TOTAL, es mejor LutherWipe.ini”]

NOTAS:

[1] Es imposible evitar que se prohíba una idea: lejos de la artesanía chapucera de la censura, hoy día se controlan los canales de comunicación y se inducen hábitos mentales. Dentro de poco será imposible dialogar, A PESAR  de la proliferación de “blogs” como éste.

[2]  Platón, La República. Sobre la educación y el gobierno en La República véase Webdianoia

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: